Árbol de Té – Camelia sinensis L.

El continente australiano, esa gran isla donde se pueden encontrar grandes diferencias climáticas, como la zona tropical del noreste, el clima templado del sur parecido al del Mediterráneo y las zonas desérticas del centro, nos ofrece todo tipo de maravillas, tanto de fauna como de flora.

En ningún otro lugar del mundo se pueden encontrar canguros, koalas o ornitorrincos. La flora no es menos exótica, aunque la tengamos asumida, los eucaliptos y algunos tipos de acacias también son originarios de esta gran tierra.
Y originario de Australia es el Árbol del Té, se puede encontrar en las zonas más húmedas. Es un pequeño árbol, de una altura escasa de hojas estrechas y muy aromáticas.
El árbol del Té no debe confundirse con la popular bebida oriental, que importaron los ingleses a Europa, la infusión de la Camellia sinensis de donde se derivan todos los aromáticos tés como el Ceylan, Earl Gray, jazmín, debidamente tratados y perfumados.
Este té, como hemos dicho, no tiene nada que ver con el familiarmente conocido ya que son de dos familias botánicas completamente diferentes; éste pertenece a la familia de las mirtáceas y el otro a las cameliáceas y los componentes son muy diferentes, este árbol del Té no contiene teína ni cafeína, en cambio es riquísimo en aceite esencial.
El aceite esencial se obtiene por destilación de las ramas con hojas y tallos del árbol del té. Su uso, aunque conocido por los aborígenes, se desarrolló en los años 20 cuando Arthur Penfold, lo destiló por primera vez y declaró que su eficacia como antimicrobiano era 11 veces mayor que el fenol.
El aceite contiene una mezcla compleja de alcoholes mono y sesquiterpénicos, muchos de los cuales aún no han sido identificados y el principal componente es el Terpinen-4-ol, cuyo contenido puede ser de un 37 a un 45%. Su efecto germicida penetrante, bacteriostático, fungistático y cicatrizante ha sido probado clínicamente.
Se ha demostrado, que una concentración de 0.5% de aceite del té actúa eficazmente como conservador de diversas preparaciones cosméticas como geles y cremas de diferentes tipos de emulsión. Pero las propiedades más conocidas son las relacionadas con la actividad antimicrobiana. Muchas publicaciones han demostrado que el TTO es efectivo contra un amplio espectro de bacterias tanto Gram positivas como negativas, así como levaduras y hongos.
Por su propiedad antimicótica se puede utilizar en caso de pie de atleta. Como antivírico para el herpes labial. També puede ser eficaz en acné, abscesos, quemaduras, infecciones de la piel y verrugas.
Usado en quemadores y vaporizadores como terapia de vapor, el aceite de árbol de té ayuda con los resfriados, la sinusitis, la bronquitis y cualquier otra enfermedad respiratoria.
Para los piojos aplicar sobre el cuero cabelludo, dejar durante 40 minutos y lavar el cabello. Esto se debe repetir cada dos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *